Accesorios

A todos los que usamos pañales de tela nos ha pasado que cuando le comentamos a alguien que usamos tela, después que pasa el asombro, enseguida empiezan las preguntas y todos quieren saber como manejar la caca en pañales de tela, sobre todo porque se imaginan que uno se pasa la vida entera tratando de despegarla del pañal. Nada más lejano a eso, realmente hoy por hoy existen accesorios que hacen el proceso más fácil y no consumen mucho tiempo. A continuación describimos 3 accesorios que te ayudarán a manejar el popo en pañales de tela y te harán la vida mucho más sencilla, podes adquirirlos aquí:

1. Liners
Nuestros liners son de dos capa, una de micropolar y una de dryfit o algodón, se colocan entre el pañal y la piel del bebé.  Se pueden usar de ambos lados según tu preferencia, el micropolar y el dryfit son muy sencillos de limpiar, pero hay bebés que se llevan mejor con el algodón. Tienen dos funciones básicas:
– Sirven en de siempre seco si usas planos, pre-doblados o pañales de algodón, ya que la tela de micropolar ayuda a mantener la piel del bebé seca y  a sentirse más cómodo durante la noche.
– La otra función que tienen es ayudarte a limpiar, ya que cubren el pañal y atrapan la materia fecal, por lo que a la hora de cambiarlo solo tenés que preocuparte del liner.

2. Bolsas impermeables «Wet Bags»
Las bolsas impermeables salvaran tu vida cuando estés de compras, fuera de la casa o a la noche para dejar los pañales ahí dentro hasta que los saques al cesto de lavado en la mañana. Es importante que tengas una siempre a mano, ya que ellas evitan que se escapen malos olores y te dan la tranquilidad de saber que nada de su contenido se escapará.

3. Toallitas de Limpieza
Son un accesorio super útil a la hora de limpiar la cola del bebé, ya que comparado al número de toallitas desechables que necesitas para dejar la colita del bebé limpia, estas toallitas atrapan mucho más caca y no necesitas tantas como descartables. Además de ayudar a nuestro planeta y estar libres de químicos. Las podés enjuagar con agua y ponerlas a lavar junto con los pañales de tela.
¿Cómo usarlas?
1. Preparar una mezcla de agua segura tibia, emulsionada con aceite de bebé o cualquier aceite escencial que ya uses para humectar o limpiar su piel. Lo ideal es colocarlo en un rociador.

2. Coloca las toallitas dentro de un hermético o recipiente con tapa y empapálas paulatinamente con el agua emulsionada, dando tiempo a que la tela absorba el líquido. La idea es que las toallitas de tela queden embebidas de la mezcla (como las toallitas humedas comerciales), no chorreando.

3. Ya tenes tus toallitas listas para el día! Podés trasladarlas fuera de casa en una bolsita impermeable «wet bag» pequeña.

4. Podés poner la mezcla de agua y emulsionador en un pulverizador pequeño y rociarlo sobre la piel del niño en cada cambio, utilizando luego la toallita de limpieza seca. Esta forma es más practica para salidas o cuando el bebé solo hace pis.